Jueves, 6 de Mayo de 2021

31.03 Boca Juniors

Se fue Mario Pergolini

Renunció a la vicepresidencia del Xeneize tras enfrentarse con Juan Román Riquelme.

Mario Pergolini renunció este miércoles a su cargo de vicepresidente primero de Boca Juniors tras producirse un enfrentamiento con el Consejo de Fútbol que conduce Juan Román Riquelme a raíz de que ese cuerpo impulsó una cuenta de Instagran y Youtube del predio de Ezeiza que choca directamente con el canal oficial del club que creó y maneja el conductor radial.

"Presenté la renuncia indeclinable a la vicepresidencia primera de Boca Juniors, porque yo amo este club pero no le puedo ofrecer lo mejor de mi en este momento", ratificó Pergolini en su cuenta de Instagram, luego de que Télam confirmara su salida a través de un miembro del círculo áulico del presidente del club, Jorge Ameal.

"No estoy peleado con Ameal y tampoco con Riquelme. Le envío un saludo grande a los hinchas de Boca porque me permitieron ser vicepresidente durante todo este tiempo", amplió Pergolini, en una comunicación formal a través de lo que mejor maneja, sus redes sociales.

Sin embargo, el allegado a Ameal fue directo al grano con Télam y precisó que Pergolini "presentó la renuncia a las 17 vía correo electrónico al propio presidente". "Luego hubo una comunicación telefónica en la que Jorge quiso poner paños fríos en el estallido de la relación entre Riquelme y su gente, Jorge Bermúdez, Raúl Cascini y Marcelo Delgado, especialmente los dos primeros, con Mario", añadió.

La gota que rebalsó el vaso de la paciencia de Pergolini fue esa cuenta de Instagram y Youtube que se llamará @Bocapredio, que el renunciante vicepresidente sintió como competencia del canal oficial de Boca en Youtube, ya que de hecho nunca le abrieron el predio de Ezeiza, algo que el Consejo le impidió.

Pergolini quería que los periodistas del canal oficial hicieran notas con el plantel en el predio, pero el Consejo no lo permitió. En el canal oficial solamente hablaron desde su creación hace más de un mes el mencionado Ameal y el propio Pergolini, pero ningún futbolista, ni nadie del cuerpo técnico ni de ninguna otra área de la institución.

Hace 15 días se los vio a Pergolini y Riquelme juntos viendo el partido de reserva con Talleres que terminó 2 a 2. El vicepresidente "uno" había ido a limar asperezas con el vice "dos". Es que en Boca ya Pergolini remarcaba que el predio de Ezeiza, donde concurren diariamente Riquelme y sus colaboradores, es como un segundo club, porque ellos difícilmente se hagan ver por la sede de la calle Brandsen, a no ser los días de los partidos. Lo curioso del caso es que, al irse en primer vicepresidente, su lugar lo debe ocupar el segundo, que no es otro que Riquelme.