Jueves, 6 de Mayo de 2021

19.04 Canotaje

"Esto es algo muy lindo"

El palista de Estudiantes Bruno Eyler compitió en Nordelta y logró su boleto a la Selección. Habló de su rendimiento, pero también de las expectativas y sus sueños en el deporte, ya que quiere llegar a lo que todo atleta aspira.

Bruno Eyler volvió a competir, luego de un año complejo por la pandemia. Más allá de sus sensaciones y las posiciones finales, ya que el olavarriense no quedó conforme con su rendimiento, logró lo necesario para meterse entre el grupo que trabajará con la selección argentina.

En este caso el olavarriense tuvo una competencia en Nordelta, en las pruebas de 1000, 500 y 200 metros. Y su trabajo sirvió para ser convocado por la Federación Argentina de Canoas para formar parte del equipo junior argentino.

Será el cuarto año consecutivo para el palista de Estudiantes en la selección. De esta forma, sigue adelante como lo hizo en los últimos ciclos de la mano del trabajo de los entrenadores Pablo Maffezzoli y Santiago Terú y el profesor Alejandro San Juan en el acondicionamiento físico.

"Esto es algo muy lindo, por lo que estoy muy feliz de estar otro año en la Selección, y más que nada porque el año pasado fue muy duro. Por eso estoy muy contento de seguir en este nivel", indicó en primera instancia el palista local de 17 años (categoría Junior).

En cuanto a esa divisional, el olavarriense explicó que "yo soy Junior. La categoría abarca dos edades, pero en el selectivo anterior se juntó mi categoría con la Sub 21 para ver a los Junior que podía entrar a los Juegos Panamericanos de Cali. No pude, pero quedé clasificado para el Sudamericano que seguramente será a fines de año, aunque todavía no hay fecha".

Sobre lo ocurrido en Nordelta, donde logró la clasificación tras lo ocurrido en las pruebas de 1000, 500 y 200 metros, el olavarriense indicó que "por protocolo este año se hizo con carrera con reloj, en las distancias de 1000 y 500, y después se corrieron tres finales, por lo que a partir de allí se estableció un ranking. Además, en 200 metros se hizo una semifinal y la final".

Eyler, en cuanto a su nivel, describió que "estaba muy nervioso, porque pasé mucho tiempo sin competencias. Y sabía que los rivales estaban andando fuerte, teniendo en cuenta que habían empezado a entrenar antes que yo. Entonces, el momento de correr fue como vivir una experiencia nueva. Como si estuviera por primera vez en un selectivo".

Entonces, el palista dejó en claro que "no esperaba quedar" y sobre su labor indicó que "no fueron mis mejores carreras. El sábado, en las distancias que más me destaco, como 1000 y 500, no me sentí bien. A veces uno tiene días malos, con lo cual tiene que saber adaptarse y en todo caso aprender de eso".

En su análisis, en una nota que se realizó en el programa Conexión Deportiva, el deportista local resaltó que "yo intento siempre rescatar las cosas buenas en todas las carreras. Tal vez me bajo enojado del bote, pero a los 10 minutos se me pasa, y por eso empiezo a estudiar la carrera para aprender de las cosas que hice mal, para hacerlas bien en la siguiente. Eso es algo fundamental en el deporte".

Sin embargo, más allá de su autocrítica, Bruno Eyler se mantiene dentro del grupo de palistas que está en la Selección. Ante ello, comentó que estar en ese grupo "significa un montón; la verdad es que no tengo palabras para representar lo que significa para mí".

Además, sobre ello, agregó: "Estoy muy contento, y eso me genera más ganas de entrenar, de seguir mejorando. Además es un desafío, ya que no quedé como el mejor de mi categoría; yo tengo ambiciones y una de ellas es ser el mejor. Entonces, esto me da la chance de ponerme a la par de los que andan fuerte en mi categoría".

Por lo pronto, el olavarriense quedó a la espera de novedades de cara a lo que se viene, aunque por el momento se entrena en la ciudad a la espera de un llamado para trabajar en Rosario. Y, su objetivo, está muy claro: "Tengo mucho apoyo, tanto de familiares como de amigos, pero a su vez de Agustín Vernice. De vez en cuando viene a la ciudad a aprovecho a entrenar con él".

Sobre el palista que se prepara para los Juegos Olímpicos, Eyler señaló que "Agustín es mi ídolo, pero en un futuro no lo voy a dejar de ver como a un rival. Yo lo quiero mucho, aunque espero superarlo algún día", contó en cuanto a sus aspiraciones.

Y, por ello, Bruno Eyler está metido ciento por ciento en la actividad. "Desde hace dos años, cuando me metí en el Mundial en Eslovaquia, tomé la decisión de concentrarme en el deporte, hacerlo profesional, y seguir avanzando. Y si se puede algún día quiero llegar a lo que todo atleta aspira, que son los Juegos olímpicos. Esa sería mi meta a largo plazo, y como le agarré mucho cariño a este deporte eso hace que cada día aspire a más", cerró el olavarriense.