Jueves, 6 de Mayo de 2021

01.05 Rugby

Estudiantes sumó profesionales al equipo de trabajo

Destinado a la categoría M16, el Bataraz incorporó al psicólogo deportivo Federico Olmos y al kinesiólogo Federico Vitale.

Con el objetivo puesto en sumar calidad e interdisciplinaridad en la formación de jugadores, la sección rugby del Club Atlético Estudiantes sumó a su staff de profesionales para la categoría M16 un psicólogo deportivo y un kinesiólogo. Se trata de Federico Olmos y Federico Vitale respectivamente quienes se incorporan a un equipo de trabajo que busca acercar a los jugadores conocimientos y valores que puedan aplicar tanto en el deporte como en la vida.

De esta manera, el equipo de profesionales de rugby queda conformado en la actualidad por una nutricionista, un head coach, entrenadores, un traumatólogo, un psicólogo y un kinesiólogo. Olmos y Vitale crecieron practicando rugby dentro de Estudiantes y hoy arriban al club con formaciones de grado y posgrado, y experiencias de este tipo en clubes de La Plata.

Desde la subcomisión de la disciplina, Claudio Tiburzi y Victoria Cataldi sostienen se trata de una inversión a largo plazo para crecer tanto desde la parte deportiva, staff e infraestructura. En ese sentido, Pablo Tricerri, presidente de la subcomisión agregó que "hoy estamos aggiornándonos a los tiempos que corren, cuesta, pero vamos en esa dirección. Van cambiando los paradigmas, las formas, los entrenamientos y la cabeza de cada uno de los chicos de esta nueva generación".

-¿Con qué objetivos se suman a la disciplina?

Olmos. La idea es trabajar variables psicológicas durante el año, tales como la toma de decisiones, la comunicación, motivación, la confianza entre los chicos. La función es ser parte del staff -un colaborador más del entrenador, que es quien va decidiendo todo- y generar dinámicas grupales para que los chicos se conozcan y generen más confianza entre ellos, tanto dentro del campo de juego como afuera también.

Tratar de compatibilizar, laburar la concentración y formar buenas personas más allá de que sean buenos deportistas, con un vínculo de cohesión social en el deporte, afianzando las relaciones entre ellos. Se trata de trabajar a la par lo mental, prevenir los conflictos y la deserción deportiva.

Vitale. La idea es empezar a acortar la brecha entre kinesiología y la preparación física. Lo que pasa generalmente en los clubs es que los chicos se lastiman, se lesionan y se van afuera del club a tratarse y cuando regresan el preparador físico no sabe qué se hizo.

Me acoplo a este equipo 100%, me baso en el concepto de que acá entrenamos personas, no solamente jugadores; si sale un buen forward mejor, pero hay que abordarlo desde todas las aristas posibles: ya sea lo psicológico, entrenamiento, lo kinésico.

La idea es que todos tengan acceso a la trayectoria de cada uno de los chicos para llevar a cabo alguna acción y un seguimiento en estas edades claves, lleguen con otro cuerpo y conceptos sobre la salud. "Este deporte es de mucho impacto, si es un buen hooker mejor, pero hay lesiones que pueden dejarle secuelas que lo pueden condicionar en aspectos de la vida futura. Matías González es el preparador físico del equipo de trabajo de rugby de Estudiantes y encuentra estas nuevas incorporaciones como "sumamente necesarias" para complementar la formación diaria de los jugadores.

-¿De qué manera se está trabajando hoy para la formación integral de jugadores?

González. Trato de dejarles en claro interrogantes fundamentales tales como: para qué corremos, por qué y para qué vamos al gimnasio, qué sentido tiene, por qué hacemos cambios de dirección. Entonces tienen el porqué de todo y eso los ayuda.

Nadie asegura que toda la vida vayan a jugar al rugby, por eso hay que formar personas más allá de jugadores. En este sentido les intento explicar el porqué de todo.