Lunes, 20 de Septiembre de 2021

29.05 | Nac. e Int. NBA

Balance positivo

El alero argentino Gabriel Deck jugó diez partidos en Oklahoma City Thunder, equipo de la mejor Liga del Mundo.

"Nos gustó Gabi (Deck). Los argentinos tienen un espíritu en la forma que juegan. Está muy motivado en demostrar su valía en la NBA, creo que lo hizo bastante bien en los diez partidos que jugó. Soy su fan, creo que es un jugador ganador". Con estas palabras destacó Sam Presti, General Manager del Thunder, al "Tortu". Gabriel Deck, quien tiene contrato no garantizado con la franquicia por tres años más, protagonizó una breve aventura que podría convertirse en el prólogo de su historia NBA.

Deck llegó a Oklahoma el 13 de abril, pero debió esperar 16 días para debutar y convertirse en el 14° argentino en representar al país en la NBA. Y valió la pena. En 10 apariciones, el ex Quimsa, San Lorenzo y Real Madrid completó 212 minutos (21,2 por juego), anotó 84 puntos (8,4), bajó 40 rebotes (4) y repartió 24 asistencias (2,4), excelentes números para el alero de 25 años que llevó versatilidad, energía y experiencia a un equipo joven, carente de liderazgo y sin objetivos a corto plazo. El balance individual es más que positivo para el santiagueño.

Bajo el mando de Mark Daigneault, la franquicia encaró la temporada con un solo propósito: desarrollar a los proyectos que llegaron al equipo en los últimos dos años, principalmente a Shai Gilgeous-Alexander, un escolta de excelentes cualidades defensivas y con un gran potencial para convertirse en estrella próximamente.

No es la única joven promesa del equipo: Darius Bazley, Lu Dort, Theo Maledon e Isaiah Roby son sólo algunos de los nombres que más destacan dentro de un ambicioso proyecto a largo plazo que comanda el General Manager de OKC Sam Presti, de gran ojo para reclutar jugadores.

Sin embargo, cuando Gilgeous-Alexander se lesionó, a mediados de marzo, la franquicia cambió de rumbo y comenzó a explorar nuevas alternativas para aprovechar lo que restaba de temporada para darle una oportunidad a otros proyectos. Allí comenzó a barajarse el nombre de Deck, subcampeón del Mundo con la Argentina y con tres campañas bajo el hombro en la Liga ACB junto al Madrid.

En cuanto a resultados, el récord estuvo lejos de ser positivo: nueve derrotas y una sola victoria, ante los Clippers en el juego final de la temporada. Sin embargo, en un proyecto de reconstrucción como el que encara el Thunder, los resultados son lo de menos. Deck pudo desenvolverse con soltura dentro de la cancha, sin importar a quién tuviera en frente. Fue capaz de mostrar sus armas ofensivas, especialmente cerca de la pintura, y se sostuvo muy bien en defensa, valor que aprecian mucho en la franquicia.

"Al principio fue un cambio muy grande para mí y más en esta etapa de la temporada. Uno intenta estar bien en la cancha. Obviamente entendí el momento y la situación así que no ha sido un problema para mí. Intento sacar provecho del tiempo que paso con mis compañeros", sintetizó el santiagueño en conferencia de prensa.

Cabe destacar que Deck permanecerá en Oklahoma practicando con el equipo, pese a no haber clasificado a Playoffs. Luego volverá al país para visitar a sus familiares y, más adelante, se sumará a la Selección de Sergio Hernández en su preparación para los Juegos Olímpicos.