Sábado, 23 de Octubre de 2021

27.06 | + DEPORTES 

Tour de Francia: buscan a la mujer del insólito cartel que hizo caer a los ciclistas

Por figurar en la televisación con su letrero de cartón, la mujer invadió un sector más angosto de la ruta y provocó un efecto dominó. "Vamos, abuelita", decía su leyenda.

La versión 108ª del Tour de Francia, con 184 participantes en 23 equipos, era muy esperada. En especial, porque recuperaba su fecha tradicional en el calendario y también una concurrencia más nutrida. Hubo emoción tras la largada en Brest para recorrer los 198 kilómetros de la primera etapa. Nadie presagiaba lo que ocurriría...

Cuando restaban 45 kilómetros para concluir el tramo se produjo una masiva caída de competidores. ¿Qué sucedió? Una espectadora invadió parte de la ruta con un enorme cartel de cartón para dejarse ver, en una zona en la que se había estrechado el camino. El ciclista Tony Martin no la vio y se la llevó por delante.

El golpe del corredor de la escudería Jumbo-Visma fue tremendo y se produjo un efecto dominó, con una caída de casi todo el pelotón. Enric Mas logró eludir aquel caos de ruedas, pero sus compañeros del equipo Movistar Carlos Verona, Miguel Ángel López y Marc Soler, no. De los tres, Soler fue el que más sufrió el impacto: se vio obligado a retirarse tras sufrir tres quebraduras en el brazo izquierdo. Fueron "fracturas en las dos cabezas del radio y en la cabeza del cúbito", informó la escuadra española. El resultado del accidente también marcó el abandono de Jasha Sutterlin, de DSM.

"Denunciamos a esta señora, que se comportó muy mal", declaró a la agencia AFP el director adjunto del Tour, Pierre-Yves Thouault. "Hagamos posible que el espectáculo no sea estropeado por comportamientos inadmisibles por parte de una ínfima minoría de espectadores", añadió. ¿Qué decía el cartel que mostró la señora? En una mezcla de francés y alemán, "allez opi omi", que significa "vamos, abuelita".

Pero parece que para la señora en cuestión este momento no quedará como una vergonzante anécdota. Es que tiempo después del accidente, la policía local envió un llamado para pedir que la ciudadanía colabore con la identificación de la desgraciada protagonista, que aparentemente abandonó el lugar de la carrera tras generar el choque.

La Gendarmería de Finisterre, escenario del siniestro, le pidió a la comunidad que envíe información de la fanática, mientras que también comunicó que la abrirán una investigación por heridas involuntarias.

De hecho, las autoridades describieron a la mujer tal cual estaba vestida en el momento: con lentes de sol, un pantalón azul, una camiseta de rayas azules y rojas y un impermeable amarillo. Claro que la imagen recorrió el mundo y varios ya la tienen grabada en la cabeza. Entre ellos, los cuatro ciclistas que debieron abandonar la carrera. (La Nación y Olé)