Miércoles, 20 de Octubre de 2021

03.08 Tokio 2020

La Argentina hace historia y se clasifica a las semifinales

El seleccionado argentino masculino de vóleibol le ganó a Italia por 3 a 2 (21-25, 25-23, 25-22, 14-25 y 15-12) y pasó a las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el tie break.  

El seleccionado de voley que dirige Marcelo Méndez jugó un partidazo contra la poderosa Italia y rompió los pronósticos al ganar 3-2 con parciales de 21-25, 25-23, 25-23, 14-25 y 15-12 en 2h 21 para llegar a su tercera semi al hilo en Juegos Olímpicos. El rival será Francia el próximo jueves a las 9, mientras que por la otra semifinal se enfrentarán Rusia y Brasil.

El primer tanto para Italia lo hizo el cubano de las cadenas de oro, Osmany Juantorena (goleador con 22); el de Argentina, Facundo Conte (máximo argentino, con 19). Ya ambos mostraban las credenciales como atacantes principales de sus equipos.

El duelo fue punto a punto con una primera diferencia nacional gracias a un ace de Ezequiel Palacios (18) y el toque de Luciano De Cecco, campeón de Italia con la Lube. Pero los italianos se despegaron con Gianluca Galassi al servicio (4-1 global por esta vía, clave), logrando el 18-16. Una diagonal afuera de Bruno Lima dejó el 18-22 indescontable, y los tanos llegaron al 1-0 en 29 minutos.

El inicio del segundo se complicó porque Argentina no encontraba las vías de gol para lastimar, con un par de errores de Palacios y la gran defensa rival para adelantarse 4-1. Méndez pedía minuto y seguridad en ataque, con apenas una efectividad del 20% (2-10) en ese momento. Palacios, que había arrancado mal, resultó clave para darlo vuelta: un ace y otro casi acercaron a 7-8, y una buena contra le dio la primera diferencia al equipo, 12-11. Italia ya no sacaba tan bien como en el primero (ningún ace). Por eso, al final del set llegaron parejos, pero Argentina logró tres puntos seguidos (error de Simone Anziani, toque a dos manos de Palacios y diagonal de Lima) para el 21-19 con el saque de Conte presionando. Así, el equipo se la bancó y cerró con el mejor atacante del chico, el formoseño punta Palacios (8 tantos, total de 12).

En el tercero, al revés del anterior, fue Argentina la que largó 4-1, gracias a un punto y bloqueo (el segundo de todo el partido del equipo) de Conte y dos saques de De Cecco. Pero no era un partido para sacar grandes diferencias y aguantarlas, así que Italia igualó en 4-4, pero de nuevo Argentina se despegó (10-6) con bloqueos de Agustín Loser y Conte. Un toque mágico a una mano y de espaldas de De Cecco y un saque de Loser que forzó un error obligó al DT Gianlorenzo Blengini a pedir minuto por el 12-7.

En Italia entró el central Matteo Piano, y el equipo sonó mejor. Con un par de saques flotados complicó, sumado a que los europeos ajustaron la defensa (el líbero Massimo Colaci no dejaba picar una) y el contraataque (más la efectividad de Juantorena), para llegar al 16-16. Argentina no sintió el golpe y reaccionó para no dejarse pasar por encima y seguir mandando, aunque sea por uno. Una increíble defensa de De Cecco (prácticamente con el codo) que luego se combinó con un bloqueo de Sebastián Solé (ya cuatro en el parcial), subcampeón de Italia con Perugia, generó el 21-19. ¿Defensa? las de Santiago Danani y Conte enseguida más un palazo de Palacios para el 22-19 clave y el 2-1 en 31 minutos.

Italia -su torneo es la NBA del vóley- salió a presionar en el cuarto y Argentina bajó el nivel. El cóctel provocó una prematura y amplia ventaja, 9-3 para los tanos, que eran más eficaces (6-10 vs- 2-13 en ataque) y sólidos (2-0 en bloqueos). Set inusual para este partido parejo, Italia amplió la brecha a 15-7, lo cual generó que Méndez moviera el banco: Federico Pereyra, Matías Sánchez y Cristian Poglajen entraron por Lima, De Cecco y Palacios. Sin embargo, el daño estaba hecho desde un principio e Italia pudo sostenerlo para ganar rápido, en 23', y mandar el duelo a un todo o nada quinto set.

El quinto fue como se esperaba, de nuevo palo a palo. Italia se despegó con un ataque de Juantorena y un bloqueo de Galassi. Pero desde el saque errado del central, volvió a aparecer la defensa (el ingresado Poglajen) y el gigante opuesto Lima para meter tres ataques y un ace y darlo vuelta 13-11. Los tanos, favoritos, no entendían nada. sobre todo porque, de contra y por posición seis, Conte metió el 14-11 y lo cerro , de contra, 15-12.

Los (ex) pibes, ya son grandes. Muy grandes. (Télam y Diario Olé)